Experto en VIH ve inevitable una nueva pandemia

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

El doctor Anthony Fauci, quien por décadas dirigió la respuesta al VIH en Estados Unidos, ha expresado su preocupación por una nueva pandemia que, de forma inevitable, golpeará a la humanidad. Así lo escribió en su más reciente artículo, “Lo que me mantiene despierto por las noches”, publicado en la revista Science Translational Medicine.

Fauci es uno de los mayores epidemiólogos contemporáneos. Por muchos años dirigió el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y fue asesor en temas biomédicos de varios presidentes de Estados Unidos, incluso en la reciente pandemia de coronavirus.

Durante el mandato de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el doctor Fauci recibió críticas intensas, en su mayoría relacionadas con su estrategia para contener la propagación del nuevo coronavirus y su resistencia a ceder a las presiones políticas.

Actualmente dedicado a la academia, en su artículo reconoce que sigue planteándose la misma pregunta que le han hecho durante décadas: ¿Qué es lo que le preocupa por las noches? Además, recuerda que en enero de 2020, su peor pesadilla se hizo realidad con la aparición del nuevo coronavirus que desencadenó la pandemia de COVID-19.

Como lo retoma el diario español El Imparcial, Fauci reflexiona en su artículo sobre la necesidad de crear una memoria colectiva sólida, revisitando las lecciones aprendidas más importantes de esta pandemia para estar mejor preparados y responder eficazmente a futuras crisis, “cuando lleguen”.

Hay que invertir en la ciencia

En palabras del propio Fauci, “si hay una historia de éxito en la saga de la COVID-19, es en el ámbito de la ciencia básica, traslacional y clínica: el cubo científico”. Atribuye este éxito a los años de inversión en investigación básica, resaltando los logros científicos de Drew Weissman y Katalin Kariko, quienes este año recibieron el Premio Nobel de Medicina por sus descubrimientos que permitieron el desarrollo de vacunas de ARN mensajero efectivas contra el nuevo coronavirus.

En el texto, también describe una posible dirección para futuras investigaciones científicas, que incluirían la exploración de prototipos de patógenos. Sin embargo, no pasa por alto las deficiencias dentro de lo que denomina el ámbito de la salud pública. Señala debilidades institucionales, la falta de coordinación entre la atención médica y la infraestructura de salud pública, así como problemas en la cadena de suministro y la propagación de desinformación.

Con base en todo esto, Fauci reflexiona sobre “la próxima pandemia inevitable, sin importar cuándo ocurra”. Y señala una preocupación fundamental: en sus casi 40 años persiguiendo y preparándose para los microbios emergentes, afirma, ha experimentado la naturaleza efímera de la “memoria corporativa” relacionada con los desafíos a la salud global. Luego de que ha pasado un tiempo desde la aparición de una amenaza de salud pública y después de que los casos, hospitalizaciones y muertes disminuyen a un nivel “aceptable”, el paso de responder de forma reactiva a estar preparados de manera sostenible y constante para el próximo desafío parece desvanecerse.

Esto ha pasado con las pandemias de influenza, el VIH o un brote de coronavirus. “Con suerte, la memoria corporativa de la COVID-19 perdurará y generará un interés y apoyo sostenidos tanto en el ámbito científico como en la salud pública”, dice Fauci. “De lo contrario, muchos de nosotros pasaremos mucho tiempo despiertos en la cama o tendremos pesadillas al dormir”.

En AHF América Latina y el Caribe sabemos que los servicios de salud son necesarios cada día y deben alcanzar a todas las personas. Por eso, trabajamos a diario para llevar servicios de VIH a quienes lo necesitan. Si no te has hecho una prueba de detección, en AHF Perú las hacemos gratis. Acércate a nuestras oficinas en o escríbenos por WhatsApp.