VIH sin tratar acelera envejecimiento hasta 6 meses por cada año

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

El VIH no tratado provoca un envejecimiento más rápido, aproximadamente de seis meses por cada año que pasa sin tratamiento. En cambio, cuando se toma la terapia antirretroviral, se logra frenar e incluso revertir parcialmente este proceso, haciendo que el envejecimiento sea similar al de las personas sin VIH.

Esto fue revelado en un estudio realizado en Suiza y publicado en la revista médica Lancet Healthy Longevity. El equipo de investigación comparó cómo envejecen, a nivel genético, las personas con VIH a lo largo del tiempo, cuando no reciben tratamiento y cuando sí lo hacen.

Seguimiento de 17 años

Uno de los aspectos más notables del proceso de envejecimiento se refiere a la posible discrepancia entre la edad cronológica y la edad biológica, que tiene en cuenta factores como el estrés, el tabaquismo, la alimentación y el descanso, explica el sitio web Eres VIHda, especializado en la infección.

Para analizar cómo el VIH influye en la edad biológica, el equipo de investigación reclutó a 80 miembros de la cohorte de personas con VIH en Suiza, quienes habían vivido con el virus durante un promedio de 8 años antes de comenzar el tratamiento antirretroviral.

Todos los participantes proporcionaron muestras de sangre en cuatro momentos diferentes (denominados T1 hasta T4), con al menos tres años de diferencia entre T1 y T2, y entre T3 y T4. El seguimiento duró en total 17 años. Se evaluó la rapidez con la que se envejecía a nivel genético y también se analizó una nueva forma de medir el envejecimiento de este tipo.

En la cohorte, varios factores de riesgo de enfermedades cardiacas fueron comunes. El 52% de los participantes tenían niveles anormales de colesterol o triglicéridos; el 20% tenía hipertensión arterial, el 56% eran fumadores activos, el 17% eran exfumadores y el 25% tenían antecedentes de coinfección con el virus de la hepatitis C.

Éxito del tratamiento

Todos los métodos utilizados en el estudio demostraron que la edad biológica se incrementó significativamente en comparación con la edad cronológica cuando la infección por VIH no fue tratada. Durante esta etapa sin tratamiento, se observaron incrementos en la edad biológica de entre 0.36 y 0.69 años adicionales por cada año del calendario transcurrido.

Una vez que se inició el tratamiento para el VIH y se logró la supresión del virus en la sangre, casi todos los métodos de medición revelaron una reducción (aunque modesta) en la velocidad del envejecimiento biológico. Esta reducción osciló entre 0.26 y 0.49 años por año del calendario en comparación con lo observado antes del inicio del tratamiento antirretroviral. 

Un método en particular relacionó este cambio con el aumento de las células CD4, es decir, las células del sistema inmunológico que son atacadas por el VIH. Sin embargo, los demás métodos no encontraron factores que explicaran la mejoría, aparte del inicio del tratamiento antirretroviral.

Aportes de la investigación

Los investigadores afirman que su estudio es el primero en investigar la dinámica del envejecimiento genético en las mismas personas con VIH, con muestras disponibles durante más de 8 años de infección por VIH no tratada y durante casi 10 años de tratamiento exitoso.

Los resultados, además, respaldan la evidencia de que la infección por VIH no tratada se acompaña de un importante aumento en el envejecimiento genético. Se logró registrar una disminución significativa en el envejecimiento genético durante el tratamiento efectivo, que se mantiene durante un periodo de casi 10 años.

Al explorar el envejecimiento genético en personas con VIH y dar un tratamiento efectivo, es posible comprender mejor el proceso biológico de envejecimiento. Sin embargo, los autores reconocen que se necesita más evidencia para clasificar el riesgo de las personas con VIH según sus resultados graves relacionados con la edad. Para ello, la investigación futura debe centrarse en estudiar una posible asociación entre la aceleración de la edad genética y los resultados clínicos.

Una vez más, quedó demostrado que el tratamiento antirretroviral no sólo salva la vida de las personas con VIH, sino que también les permite tener una mejor calidad de vida. El primer paso para recibirlo es hacerte una prueba de VIH. Si no te has hecho una prueba de detección, en AHF Perú las hacemos gratis. Acércate a nuestras oficinas en o escríbenos por WhatsApp.