Reino Unido está cerca de eliminar la hepatitis C

Tina Gutiérrez
Tina Gutiérrez

Un reciente análisis ha llegado a la conclusión de que el Reino Unido está avanzando de manera positiva hacia los objetivos establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el año 2030, en especial el de eliminar la infección por virus de la hepatitis C como un problema de salud pública.

En 2016, los Estados miembros de la OMS se comprometieron a trabajar en la eliminación de las hepatitis B y C como amenazas para la salud pública para el año 2030. Establecieron metas específicas, como reducir las muertes por hepatitis B y C en un 65%, diagnosticar el 90% de las infecciones y tratar al 65% de las personas elegibles, además de prevenir el 90% de las infecciones.

Aunque se establecieron objetivos intermedios para alentar el progreso, como la reducción del 10% de las muertes por hepatitis C entre 2015 y 2020, los datos actuales sugieren que pocos países están en el camino correcto para cumplir estas metas parciales, y el objetivo final para 2030 sigue siendo un desafío.

Un reto en salud

La infección por virus de la hepatitis C (VHC) todavía representa una importante carga para la salud mundial y se asocia con la progresión a cirrosis, refieren los autores del estudio, publicado en la revista Expert Review of Anti-infective Therapy. Actualmente, se estima que alrededor de 58 millones de personas viven con VHC crónico en todo el mundo.

Cabe recordar que, en muchas ocasiones, una misma persona puede tener infección por VHC y por VIH, ya que ambos virus comparten la vía de transmisión sanguínea.

En diciembre de 2022, el Servicio Nacional de Salud de Inglaterra informó que estaba en camino de eliminar el VHC para 2025 y lo atribuyó a su programa pionero de eliminación, que consiste en mejores pruebas y mayor acceso al tratamiento. 

Según la Agencia para la Seguridad de la Salud del Reino Unido (UKHSA), las infecciones crónicas por VHC en esa nación han disminuido en un 47% entre 2015 y 2021, lo que se ha asociado con una reducción del 10% en la mortalidad relacionada con esta infección, como lo retoma el Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt-VIH).

A pesar de estos logros, la UKHSA señala que tres cuartas partes de las personas con infección crónica por VHC no son conscientes de su condición. Por lo tanto, la expansión de las pruebas de detección se presenta como un aspecto crucial para alcanzar los objetivos, y las estrategias implementadas en el Reino Unido están abordando este desafío.

Seis pilares, una estrategia

Sin una estrategia estatal unificada en el Reino Unido, la colaboración entre diferentes entidades involucradas en la respuesta a la hepatitis C ha dado lugar a seis pilares fundamentales para lograr los objetivos de la OMS para 2030:

1. La gran efectividad de los antivirales de acción directa (DAA), que ha revolucionado el tratamiento, logrando la rápida curación de la mayoría de las personas tratadas.

2. La eficiente asignación de recursos logísticos y financieros para el tratamiento, junto con mejoras en las estrategias de detección que facilitan el acceso a pruebas de diagnóstico inmediato y tratamiento.

3. Intervenciones exitosas en usuarios de drogas intravenosas, basadas en la educación, acceso a pruebas y tratamientos descentralizados, así como la creación de entornos seguros para el consumo de drogas inyectadas.

4. La integración de servicios dirigidos a grupos vulnerables, como la población penitenciaria o personas en riesgo de exclusión social.

5. El acceso descentralizado a las pruebas de detección del VHC en farmacias y centros de atención primaria.

6. La coordinación entre estrategias gubernamentales y acciones de la sociedad civil, como programas de detección y campañas de concienciación para reducir el estigma asociado a la hepatitis C.

Así, los datos disponibles sugieren que el Reino Unido está en camino de cumplir tanto con los objetivos intermedios de la OMS para 2025 como con los objetivos finales para 2030. Sin embargo, la falta de una estrategia estatal unificada podría plantear una amenaza para llegar a estos objetivos.

Recuerda que, tanto en el VHC como en el VIH, saber tu estado serológico te permite recibir el tratamiento adecuado. Si no te has hecho una prueba de detección, en AHF Perú las hacemos gratis. Acércate a nuestras oficinas en o escríbenos por WhatsApp.